El periodista ¿Una raza en extinción?

por María Zinn

Tal como lo estableció Darwin hace dos siglos, la evolución implica la supervivencia del más apto. En el nuevo ecosistema de medios han surgido nuevas fuerzas, nuevas condiciones y nuevas especies, donde la principal propulsora del cambio es la tecnología. En un panorama desalentador donde las tiradas de los diarios se reducen mes a mes, donde antiquísimos periódicos como el New York Times tienen pérdidas millonarias ¿Se encuentra el periodista tradicional en el ocaso de su raza? No hay mucha matemática que hacer, tan sólo leer a Darwin para esbozar una respuesta. El periodista tendrá que mutar para adaptarse y así sobrevivir.

“El nuevo ecosistema informativo”. La aparición de nuevas especies

Se está configurando un nuevo mapa mediático, el diario impreso pierde lectores y los medios tradicionales de despiden de su hegemonía. Hay varias especies que han invadido la biósfera periodística cambiando totalmente las reglas de juego. Facebook, Twitter, Blogs, medios online y Wikileaks no sólo se roban todas las miradas sino que transforman la manera tradicional de hacer periodismo.
Los cinco guardianes del periodismo se juntaron en una conferencia en Madrid para debatir acerca del futuro de nuestra profesión. Los directores de The New York Times, The Guardian, Le Monde, El País y el semanario Der Spiegel, se refirieron al “nuevo ecosistema informativo” y la revolucionaria aparición de un nuevo factor: Wikileaks. “Estoy convencido que Wikileaks ha significado el mayor evento periodístico en los últimos años”, declaró convencido Vicente Jiménez, director adjunto del El País. “La experiencia de Wikileaks y otras similares forman parte de un nuevo ecosistema informativo al que estamos intentando adaptarnos todos y en ese nuevo ecosistema hay nuevas especies y una de ellas es Wikileaks”, agregó.
Es así, debido a la existencia de fuentes como Wikileaks, en el futuro vamos a tener que enfrentarnos a retos periodísticos a los cuales no estábamos acostumbrados. Con el manejo de gigantescas bases de datos y fuentes que proporcionan no una o dos sino 250.000 informaciones, todas ellas delicadas y relevantes. Javier Moreno, director del País, aseguró que “estamos en otra época del periodismo”.

La neumonía del periodismo gráfico

La prensa escrita ha entrado en una crisis de la que no puede salir. La reducción de la tirada de los diarios papel es una tendencia al parecer irreversible. Lo primero es conocer los casos, los pacientes enfermos, para luego intentar abordar alguna conclusión sobre el mal que los aqueja. Empezando por nuestro país; Clarín, el diario argentino de mayor tirada, cayó un 50% en la venta de ejemplares en los últimos 15 años. Esta tendencia se vio acentuada en el último tiempo ya que, solo entre 2008 y 2010, esa reducción llegó al 19%; según el informe 2010 del Laboratorio de Industrias Culturales. El segundo diario más vendido, La Nación, experimentó una caída precipitada pero significativamente menor a la de Clarín. En los últimos dos años, sus ventas se redujeron en un 8%.

Esta patología del diario impreso no es un asunto únicamente nacional. En Estados Unidos y Europa se dan casos similares. Los principales diarios de España presentaron importantes caídas en el último año, desde un 38% para el diario La Razón a un 15% para El Mundo y El País, según datos de la OJD. Además se estima que unos 3500 trabajadores de medios fueron despedidos en ese país, en el transcurso de un año. En Estados Unidos está el conocido caso del New York Times quien llegó a perder 335.000 dólares en un trimestre e intentó salir adelante a través de la reducción del personal y de gastos.  “Los despidos se han convertido en algo muy común en nuestra industria”, declaró la presidenta ejecutiva del periódico, Janet Robinson, y agregó: “Es un momento complicado para la industria”. El último año los diarios americanos experimentan vertiginosos descensos del ingreso por publicidad, los cuales cayeron un 5,6% en el último trimestre del 2010 y ya llevan 16 trimestres consecutivos de descensos. Además, según un sitio norteamericano que se dedica a investigar la crisis de los periódicos , en el 2010 hubo 2828 despidos en este rubro.

El periódico se estableció desde la primera revolución industrial como el medio hegemónico por excelencia, símbolo del hombre moderno durante siglos, fue creciendo en alcance y ganancias hasta el siglo XXI. Con la aparición de la radio y la televisión la hegemonía del diario como difusor de la información se vio erosionada. Pero su principal rival llegó en los 90´, un oponente que al parecer no va a poder derribar jamás y que crece a dimensiones desesperantes mes a mes: Internet. Dentro de la tercera revolución industrial, la revolución de la comunicación y la tecnología parece estar desplazando al diario papel y dando lugar a nuevas formas de trasmisión de la información. Twitter, Facebook, blogs y medios online acaparan una cantidad inmensamente mayor de lectores que la prensa escrita y transforman el concepto de periodismo y de noticia tradicionales. Es interesante ver en una línea de tiempo la relación periodismo-tecnología.

¿Se dirigen los titanes del periodismo inevitablemente hacia la bancarrota? No todo el panorama es tan oscuro.

Un diagnóstico más favorable

En Norteamérica los ingresos de publicidad en los medios online van en aumento. Y este fenómeno se da en todo el mundo. La red se expande. El papel se extingue.

En Estados Unidos los ingresos de publicidad de los medios online crecieron 14 por ciento en un trimestre. En Argentina, según  estudios realizados por la empresa eMarketer, los ingresos por publicidad en los medios online aumentarán un 13,9 por ciento en el próximo año. Los ingresos por publicidad de los diarios digitales han servido para sostener el negocio, compensando a su vez la caída en la venta de anuncios de las ediciones impresas. Los medios deben explotar al máximo sus versiones digitales y para esto deberían agilizar más el sistema de compra de anuncios de sus páginas ya que lo tienen mucho menos automatizado que otras empresas.

Además, es remarcable el crecimiento de los lectores de diarios en Internet, hecho que ayuda en las ventas de espacios publicitarios. En Estados Unidos se estima que uno de cada tres usuarios de Internet visita algún periódico virtual por mes, según informó la Asociación de Periódicos de los Estados Unidos. Y además se resaltó que las ediciones digitales atraen cada vez más al público joven, el hijo pródigo del diario papel, quien nunca logró captar totalmente su atención. En Argentina, según el ranking mundial Alexa, Clarín.com está en el décimo lugar dentro de los sitios más visitados del país y la Nación.com en el diecinueve.

Cada vez hay más medios digitales, los cuales no necesariamente tuvieron una versión impresa. Para ilustrar el futuro qué más claro que ver los casos que hacen mejor uso de las nuevas tecnologías. Mirando a los medios del futuro un caso destacable es el de OhmyNews.com, el portal de noticias más importante de Korea del Sur. Cuenta con más de 2 millones de visitas diarias. Este sitio es una claro ejemplo de Internet 2.0 ya que sus lectores no sólo pueden elegir y comentar las noticias que deseen, también pueden escribirlas. El sitio tiene 26.000 periodistas-ciudadanos registrados que escriben para el medio. “Con OhmyNews queríamos decirle adiós al periodismo del siglo XX, donde la gente sólo veía las cosas a través de la mirada de los medios establecidos. La idea principal es que cualquier ciudadano puede ser periodista”, estableció Oh Yeon-ho, editor y fundador del sitio.

Las mutaciones periodísticas

La geografía del periodismo está cambiando drásticamente, mientras se erosionan las montañas más altas y antiguas (los medios tradicionales), nuevas capas se sedimentan y solidifican diseñando un nuevo mapa mediático. Si los periodistas no mutan, no cambian sus hábitos de trabajo y no aprenden a moverse en el inmenso océano digital, nunca de adaptarán y se quedarán inevitablemente afuera de la industria.

OhmyNews y Huffington Post son ejemplos de periodismo participativo, en el cual la relación unidireccional y de superioridad periodista ciudadano se terminó. Dan Gillmor, padre del periodismo participativo, definió los principios para los periodistas del movimiento “we media” :

  • Mis lectores saben más que yo.
  • Eso no es una amenaza, sino una enorme oportunidad.
  • Juntos podemos crear algo más creativo y educativo para todos.
  • La interactividad y tecnología de la comunicación (blogs, email, portales, etc.) son los que permiten que esto suceda.

El periodista digital debe aprender a vivir y a crear comunidades, a nutrirse y respetar a sus lectores y a no sentirse más que ellos. Jorge Gobbi, autor del blog de viajes más leído del país opina al respecto que “un punto clave es hacer que los periodistas aprendan a relacionarse con sus propias comunidades y entiendan que sus lectores pueden saber más que ellos y  que esto no tiene nada de malo.”

Hoy en día, ante la aparición de nuevas especies como Facebook, Twitter o Wikileaks; el periodista no debe verlas como una amenaza sino como herramientas para complementar su trabajo. Si se queda afuera de ellas, se pierde gran parte del juego. Hay profesionales más apocalípticos que ven con recelo como Facebook o Twitter hacen parte del trabajo que tradicionalmente ellos cumplían. Hoy en día el medio informativo más veloz es Twitter, sus usuarios se enteran antes que nadie de noticias de todo el mundo. Un periodista puede ver esto como una amenaza “Twitter me roba la primicia” o puede usarlo como una herramienta y ser el primero en investigar y desarrollar la noticia en su propio sitio. Usar Twitter como fuente inagotable de información. Twitter no es un lugar al que se llega, como Facebook, sino que es un lugar del que se parte; un disparador de noticias. Funciona como una agencia de noticias 2.0 donde, con el correcto empleo del hashtag, puedo buscar o confirmar datos, encontrar primicias y seguir hechos minuto a minuto. Al igual que Facebook, del cual salen miles de noticias como asegura Mercedes Manfroni, periodista de LaNación.com, quien afirmó que “las noticias que incluyan a Facebook o a Twitter en el titulo o copete estarán seguramente entre las más leídas del día.” Porque la gente quiere hablar y leer acerca de Facebook, Twitter, Google, Youtube los sitios sociales que más se consumen.

Estas mutaciones, estas nuevas herramientas y aptitudes que adquiere el periodista  lo convierten en un Periodista Social Media. Éste sociabiliza la información, sabe que ésta no es solo del medio que la publica. Distribuye la información por diversos canales y crea comunidad con la audiencia. Uno de los comportamientos típicos del periodista social media es el twitteo. Este nuevo verbo se refiere a la comunicación en 140 caracteres. Una habilidad de lo más imprescindible en el nuevo ecosistema de medios. Se escriben noticias y crónicas pero antes se twittean los datos más relevantes minuto a minuto. La instantaneidad se ha vuelto, por primera vez, algo posible y real. La ciencia ficción está tocando la puerta.

La supervivencia del más apto

Hay algo de lo que todavía no hemos hablado. Una amenaza que acosa a todo periodista: la sobreabundancia de información. Con el periodismo participativo todo ciudadano con acceso a la red puede volverse reportero, editor, redactor, fotógrafo. Ya hay 26.000 ciudadanos-periodistas en tan solo un sitio de Korea del Sur subiendo noticias a Internet. Hay demasiada oferta de información y de gente con ganas de publicarla ¿Cómo continuar con mi profesión de periodista? Es aquí donde Charles Darwin vuelve a dar en la tecla: la supervivencia del más apto. Debemos aprender a distinguirnos del resto. Sobresalir del montón. Buscar destacarnos en algo. Contar con una notable habilidad para escribir o saber mucho acerca de un tema. Hacernos expertos en algo y nuclear lectores alrededor de eso. Ser metafóricos, irónicos, cultos, graciosos, a la hora de escribir. Hacer un excelente uso de las tecnologías. Crear comunidades. Nutrirnos tanto de Twitter como de libros de texto. Si tenemos cultura, se nota. Conseguir primicias en las redes sociales pero además saber sacarle el jugo con una brillante redacción. Tenemos que ser distintos.

La evolución para las empresas periodísticas es volverse “free”

Hemos aconsejado a los periodistas para que se acomoden en el nuevo ecosistema informativo. Pero éste nuevo mapa mediático afecta también a las empresas periodísticas, a su rentabilidad e intereses económicos. También ellas tendrán que hacer una adaptación muy grande para no extinguirse.

Chris Anderson, editor y jefe de la revista Wired, publicó un libro visionario titulado Free en el que explica que “toda industria que se vuelve digital, tarde o temprano, se volverá free”. El modelo free asegura que la oferta gratuita de contenidos es la base del modelo financiero y comercial del futuro. Anderson señala que las mayores empresas digitales: Google, Yahoo y Facebook ofrecen servicios, información y contenidos a sus usuarios totalmente GRATIS.  Todo su modelo empresarial consiste en darle cosas gratis al consumidor. Que sea gratis no quiere decir que no vaya a generar dinero. Las ganancias se obtendrán por publicidad o por otros recursos. Éste es el modelo empresarial del futuro. Una vez que las actividades de la empresa entran en lo digital, el modelo gratuito pasa a ser ya no una opción, sino la única opción. Este modelo es el que les espera probablemente a todas las empresas periodísticas.

Autora: Maria Zinn

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s